CÁNCER DE OVARIO

«La inversión en investigación en el cáncer de ovario es muy baja en comparación con otros tumores» Dr. Alejandro Pérez-Fidalgo
Dr. Alejandro Pérez-Fidalgo
Coordinador de proyecto
Papel de la vía p53-Aurora kinasa en la resistencia a platino e inhibidores del PARP en cáncer seroso de ovario de alto grado
El cáncer de ovario es una enfermedad muy agresiva siendo la principal causa de muerte por tumores ginecológicos. Las pacientes diagnosticadas con esta enfermedad tienen que someterse a agresivas intervenciones y reciben tratamientos con quimioterapia que las expone a efectos secundarios y la gran mayoría de los casos la cirugía no permite conservar la fertilidad. 

Por contra, la inversión en investigación en el cáncer de ovario es muy baja en comparación con otros tumores.

¿A quién beneficia este proyecto?
El cáncer de ovario es el séptimo tumor más frecuente. Es una enfermedad muy agresiva y por este motivo es la principal causa de muerte por tumores ginecológicos. Cada año se diagnostican en España 3500 casos.

Alrededor de un 15-20% son de origen hereditario, y en estos casos el diagnóstico ocurre en edades tempranas (entre los 30-40 años). Las pacientes diagnosticadas con esta enfermedad tienen que someterse a agresivas intervenciones y reciben tratamientos con quimioterapia que las expone a efectos secundarios  muy importantes como la alopecia o caída del cabello, las nauseas,  la disminución de las defensas etc.

En la gran mayoría de los casos la cirugía no permite conservar la fertilidad por lo que algunas pacientes no podrán continuar con sus deseos de ser madres tras la intervención y experimentarán las consecuencias de una menopausia temprana inducida por la cirugía.

El impacto socioeconómico de esta enfermedad es muy elevado con un alto impacto en años potenciales de vida perdidos. Además afecta muy negativamente a la calidad de vida como consecuencia de las secuelas del tratamiento que dificultan la reincorporación a la vida laboral normal.

¿Qué queremos conseguir?
Nuestro proyecto busca medicamentos serán del tipo llamado “terapia diana”, es decir un tipo de tratamiento muy concreto que solo afecta a una parte de la célula (mecánico, freno o acelerador), y que no es quimioterapia. Esto permitirá que las personas afectadas de este cáncer puedan beneficiarse de una nueva familia de medicamentos con menos efectos secundarios (sin caída de cabello) y posiblemente más eficaces.

Nuestro estudio trata de identificar las relaciones entre estos tres elementos (mecánico, freno o acelerador) para poder proponer nuevos medicamentos o combinaciones de medicamentos para tratar el cáncer. Es decir, tratamos de identificar si es mejor mejorar al mecánico, potenciar el freno, o bloquear al acelerador o varias cosas a la vez.

Las células, la parte más pequeña de nosotros mismos, se equivocan cuando se dividen. Al hacerlo el material genético o ADN, que contiene la información de esa célula, suele cometer errores y esa información se puede ver alterada. Pero eso no es un problema por que existen en la célula varios mecanismos de reparación o “mecánicos” que arreglan el error.

En los tumores de ovario se sabe que ocurren entre otras cosas por que uno de esos mecánicos no trabaja bien. Ese mecánico es BRCA. Este gen puede estar alterado de forma hereditaria. Cuando esto ocurre BRCA, un eficaz mecánico, deja de trabajar adecuadamente. Esto conduce a que en el ADN de la célula se acumulan los errores, provocando un caos genético y ese caos genera un tumor.

Pero a veces los mecánicos no son el problema. A veces los mecánicos trabajan bien. El problema es que como cuando se repara un motor, para que el mecánico pueda trabajar primero hay que frenar o parar ese motor. La célula también tiene un “freno”. Ese freno se llama p53. Si el freno no funciona el motor no para, y entonces aunque los mecánicos sean buenos no pueden reparar en condiciones óptimas. El resultado es muy parecido al anterior ejemplo. El ADN se llena de errores y ese caos da lugar al tumor de ovario. De hecho más del 90% de los tumores serosos de ovario tiene p53 mutada. O dicho de otra forma, no les funciona el freno.

Finalmente, además de un freno, las células tienen un “acelerador”. Esto es una proteína que pone en marcha la división que se llama Aurora-quinasa. El freno (p53) evita que el acelerador (aurora) se active. Igual que los pedales de un coche, o piso uno o piso otro. Pero lo que ocurre en los tumores de ovario es que el acelerador está muy activo lo cual de nuevo impide que los mecánicos puedan hacer su trabajo y hay acumulo de errores.

¿Por qué este proyecto es singular y único?
Este estudio destaca, en primer lugar, por lo escaso que es encontrar un proyecto de investigación en esta enfermedad y, en segundo lugar, porque busca alternativas a la quimioterapia clásica con nuevos fármacos diana (de administración oral y con menos efectos secundarios) lo más efectivos posibles.
Necesitamos tu ayuda
En una primera fase queremos llevar adelante estudios funcionales en líneas celulares con diferentes fármacos y establecer hipótesis sobre que dianas terapeúticas relacionadas con el eje p53-aurora-mecanismos de reparación serían necesarias tratar para mejorar los resultados.

Posteriormente podríamos corroborar y contrastar las hipótesis generadas en las líneas pero en modelos más avanzados como por ejemplo los orgaoides o las oncosferas. Estos modelos consisten en generar a partir de la biopsia de una paciente un tumor que crece en el laboratorio sobre el que se puede experimentar con los fármacos y sobre las dianas identificadas.

El objetivo final es realizar estudios en pacientes sometidos a diferentes terapias dentro de estrategia terapeútica habitual para confirmar las dianas e identificar biomarcadores de respuesta a determinados fármacos identificadas en líneas celulares y modelos organoides.

Quiénes somos
Nuestro equipo de trabajo, “Grupo de investigación en cáncer de ovario, tumores ginecológicos y tumores poco frecuentes” pertenece al es un grupo con una elevada motivación que busca potenciar la investigación en un área que está poco respaldada hoy día por organismos gubernamentales, pues gran parte de la investigación se centra en enfermedades más frecuentes.

Actualmente esta constituido por el Dr. Perez-Fidalgo, Oncologo Medico y Profesor Asociado de la Universidad de Valencia, Coordinador del Comité Cientifico del Grupo Español de Investigación en Cancer de Ovario y miembro del Grupo de Tumores Ginecológicos de Faculty de la European Society of Medical Oncology, y la Dra Begoña Pineda, Investigadora Postdoctoral, Profesora Asociada de Fisiologia de la Universidad de Valencia. Ambos son receptores de ayudas a la investigación en cáncer de ovario de dos organizaciones nacionales.

Los miembros de este grupo de reciente creación tienen entre sus logros la identificación de una firma epigenética que permite predecir la respuesta a quimioterapia en cáncer de mama triple negativo. Gracias a este estudio se ha incluso generado una patente de investigación. Una de nuestras líneas actuales pretende validar esta firma en cáncer de ovario.